Investigación e innovación

A través de la Política Agrícola Común (PAC), la UE persigue tres objetivos: garantizar la viabilidad de la producción de alimentos; asegurar una gestión sostenible de los recursos naturales y contribuir a un desarrollo territorial equilibrado. La valorización de los productos de origen, a través de la protección de las indicaciones geográficas (IG), puede ayudar a lograr estos objetivos, en particular en las zonas rurales desfavorecidas.

Sin embargo, el potencial de los productos de origen en materia de desarrollo rural sostenible aún no ha sido plenamente explotado, principalmente debido a la falta de conocimientos y habilidades en esta área. Con el fin de apoyar y promover los productos de origen a través del desarrollo de IG sostenibles, hay que desarrollar investigaciones sobre estos temas.